No debemos olvidar que las pulgas están activas todo el año en el ambiente, a diferencia de las garrapatas, buscan a los perros y gatos porque prefieren alimentarse con su sangre, por eso suben a ellos, se alimentan y bajan, ellas no están permanentemente sobre el animalitos. Bajan al suelo donde colocan sus huevos (no se ven), donde eclosionan y salen nuevas pulgas nuevas.

Para prevenir que ellas se apoderen de nuestra casa y nuestra mascota, es importante mantener al perro o gato con su antiparasitario externo al día, todo el año, no debemos olvidar que las pulgas pueden transmitirle enfermedades que pueden ocacionar graves enfermedades como la destrucción de plaquetas.