Nuestros regalones no lo pasan tan bien en los días de máxima calor, es importantes proporcionarles un lugar donde puedan descansar tranquilos durante las horas mas calurosas junto a su pocillo de agua. Es habitual que coman un poco menos de lo habitual o incluso que coman de noche. Ellos no sudan como nosotros y por tanto les cuesta bajar mucho su temperatura corporal, siendo el jadeo su mejor arma para regular la temperatura. Es mejor pasearlos durante las mañanas o en las tardes cuando la temperatura empieza a bajar pues ellos necesitan salir y jugar con otros perritos. Vigile que no se coma cosas del suelo pues la materia orgánica se descompone con mayor rapidez en esta temprada y así evitaremos que se enfermen de la guatita.