Los perritos al pasar los 8 años ya pueden ser calificados como perritos senior o tercera edad. Hay que poner especial atención en mantener sus vacunas al día, pues es común ver que se enferman de enfermedades "de cachorro" como el parvovirus o el distemper solo porque al no ser vacunados con la frecuencia necesaria, sus anticuerpos disminuyen tanto que no los protegen de contagios. Otro punto importante es la salud articular pues es común que el desgaste de las articulaciones les provoque algún grado de malestar que se ve aumentado con el frío y con el tiempo.

Es recomendable que una vez al año se realizan examenes básicos de sangre como hemograma y perfil pues muchas veces su hígado o riñones empiezan a deteriorarse con el tiempo sin que se note "por fuera" en una primera instancia.

Prevenir nos permitirá gozar de la compañia de nuestro regalón por mucho mas tiempo.